La verdadera historia del pequeño Nicolás. Posiblemente.

Cuando le preguntaron al alcalde de Ribadeo cómo es que tomó en serio las ínfulas del joven Francisco Nicolás, que le cameló para montar una presunta comida con miembros de la Casa Real en su municipio, dijo: Pensé: El gobierno les prepara desde bien pequeños.

De todas las interpretaciones, especulaciones y sospechas desatadas tras la aparición del pequeño Nicolás esta es la que nos parece que más se aproxima a la realidad.

Lo próximo

Lo próximo

Quién puede negar que el lechuguino exhibe los delirios de grandeza de José María Aznar; la chulería de Wert; la simpatía prostibularia de Arenas; la pasión delicuescente de Barcenas; el desparpajo de Esperanza Aguirre; el matonismo de Fraga; el lenguaje enrevesado de González Pons; la capacidad de mentir de Montoro y Acebes; el olfato para los negocios de Cañete, De Guindos y Zaplana; la mirada ovina de Floriano; el victimismo de Monago; la afición por caminar al filo de la legalidad y por bucear en aguas turbias de Trillo; la desfachatez de Vicente Martínez Pujalte; el resabio carca de Gallardón; la facilidad para matarlas callando de Soraya Sáenz de Santamaría; el rostro de cemento de Ana Mato. La indiferencia absoluta hacia todo cuanto le rodea de Mariano Rajoy

Eso junto a rasgos difíciles de atribuir a alguno en concreto o bien comunes a todos: el catolicismo de círculo de intereses y agenda que profesa Ana Botella; el patriotismo de hojalata, pulserita rojigualda y brillantina que lucía tan guapamente Granados; la avaricia diabólica y la sed de mal que brilla al fondo de los ojos de Cospedal.

Da que pensar, y más conociendo a la pandilla, si Francisco Nicolás no será una criatura inventada en una probeta en Genova 13. Un cruce elaborado con las mejores genéticas de la dirigencia del Partido Popular; un superpepero que reúne en su persona las cualidades que les hacen invencibles como equipo.

Si sus múltiples chanchullos no obedecen a un disciplinado entrenamiento en los usos y costumbres de la organización y el estado, con el fin de convertirlo en un supercandidato que hiciera morder polvo al Coletas.

Si su detención no obedecerá a una maniobra de la policía de Rubalcaba para arruinar las expectativas electorales del Partido Popular tal y como hicieron el 11M. Es de suponer que Federico Jiménez Losantos y Pedro J. andarán indagando en ello.

Al tiempo.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Galería de esperpentos., No-Do. y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s