Doña Esperanza y los autos locos.

A medida que se aproximan las elecciones y se profundiza en la corrupción, la vida interna del PP se asemeja cada vez más a un episodio de Los Autos Locos, donde la carrera consiste tanto en llegar a la meta como en impedir que lleguen los demás.

penelope-glamour_008

Penélope Glamour.

Destaca en estas correrías doña Esperanza Aguirre, que se reivindica como pionera de las nuevas formas de hacer política en la desvencijada maquinaria del Partido Popular. Doña Espe se ve a sí misma encabezando la ruptura, entre valores emergentes como Pablo Iglesias, Albert Rivera, Pdro Snchz y Alberto Garzón. Como si entre los personajes disponibles de la serie, optara por encarnar a Penélope Glamour, la femenina aunque valiente piloto del Compact Pussycat.

Pero a la condesa antistablishment —como se definió en una entrevista reciente— parece salirle todo al revés. Tan pronto encarcelan a su fiel Granados, como pescan yaciendo en black a los consejeros de Caja Madrid que impuso a dedo, o robando a manos llenas a los alcaldes que nombró. Tan pronto la pillan amañando los exámenes de su método de detección de corruptos, como descubren que el que prepara el amaño está imputado por corrupción. Tan pronto la pillan en mentirijillas sobre hechos que dice no conocer y conocía, como recuperando por la puerta de atrás a un gerente expulsado por corrupción.

Mary Poppins

Mary Poppins

Más que a Penélope Glamour, se diría que Doña Espe encarna o acarrea el personaje de Pierre Nodoyuna. La todoterreno político que en su día se postuló para sustituir a Rajoy al frente del Partido Popular, parece hoy naufragar en un ciclo de trampa malvada, accidente y ridículo.

¿Es doña Espe la que cambia? ¿O es nuestra percepción respecto a ella? A lo mejor nunca encarnó a otro personaje. A lo mejor lleva años ejerciendo de Nodoyuna sin darse cuenta debido a la legión de perros pulgosos que celebraban con risitas y hasta con risotadas cada una de las ocurrencias de la lideresa, cuando aún era dueña de la Comunidad de Madrid y señora del enchufe y de los presupuestos. Perros hoy imputados o desacreditados ante la opinión pública, pero que durante decenas de años han contribuido a que la buena señora pierda el control respecto a su imagen y respecto a los límites de la vergüenza ajena, hasta el punto de que ya se desentiende de sus charadas el resto de su partido —como demostró anteayer Cospedal—, convencido de que la vieja chiflada se saldrá sola en la próxima curva de la carrera del sálvese quien pueda en que consiste toda la actividad política del Partido Popular.

Tampoco les conviene cantar victoria. Si algo ha demostrado la señora condesa es la capacidad de su especie para transformarse y sobrevivir a las circunstancias más adversas. Y si algo ha demostrado la sociedad española es su capacidad para elegir a Pierre Nodoyuna entre la lista de diputados de los Autos Locos.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Galería de esperpentos. y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s