Catalunya y la educación inferior.

Lo peor del adoctrinamiento al que han sometido a los catalanes es que se han quedado retrasados respecto a los habitantes del resto de España.

Sirvan de ejemplo las reticencias que demuestran respecto a la imparcialidad del Tribunal Constitucional, institución que consideran politizada y bajo las órdenes del gobierno.

Ejemplo de gobernante-filósofo del que hablaba Platón.

Ejemplo de gobernante-filósofo del que hablaba Platón.

Seguro que también dicen que el Tribunal de Cuentas no sirve más que para colocar parientes y amigos. O que el Consejo General del Poder Judicial es un órgano para vigilar y castigar a los jueces incómodos. O que la fiscalía ejerce de abogado defensor de los personajes VIP. O que la ley electoral es la forma de impedir la representación real, y las listas cerradas el método para que las decisiones recaigan en unas pocas manos fácilmente sobornables o chantajeables. O que la ley y la Constitución son papel mojado hasta que a la facción en el poder le conviene utilizarlas como arma arrojadiza contra otras o contra los ciudadanos. O que el presidente del gobierno y la ejecutiva de su partido se pasan por el forro la tal ley y la tal Constitución igual que el resto de instituciones.

Estas son las consecuencias indeseables de concederles televisión propia y competencias en educación: que los catalanes no han llegado a superar la etapa de la opinión y del conocimiento sensible.

El resto de españoles en cambio formamos una colectividad de filósofos. No valoramos las instituciones en la vulgaridad de su día a día sino en su esencia. No defendemos el Tribunal Constitucional sino la Idea del Tribunal Constitucional. Igual que la Idea de justicia y la Idea de democracia.

No descendemos a la actuación cotidiana del sistema así nos engañe, nos humille, nos saquee y nos arrastre: no somos bárbaros. Pero prueba a poner en cuestión la idea de democracia. Atrévete a dudar de la Idea de justicia y de estado de derecho y verás cómo somos capaces de inmolarnos en conjunto para salvar la Idea de España.

Esa superioridad es la que hace hervir la sangre a nuestros amigos catalanes, que se dan perfecta cuenta de que ante un pueblo como el español, ante un pueblo que ha alcanzado tal nivel de desarrollo, no tienen nada que hacer.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en La reserva espiritual de Occidente y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s