Medalla de oro en incongruencia.

Antecesora de Ana Botella hablando inglés.

Antecesora de Ana Botella hablando en perfecto inglés.

En los tiempos en los que el Caudillo aún cazaba perdices, los cuatro gatos de la oposición se pasaban el día entero dando la barrila con que el Régimen empleaba los acontecimientos deportivos para tapar sus vergüenzas y mantener atontolinados a los españoles de a píe. Al parecer albergaban la teoría de que el español es un pueblo estúpido al que basta con ponerle delante a cualquier imbécil pateando un balón, corriendo como un galgo o saltando como un mono para que olvide su miseria cotidiana y permanezca en estado bovino el tiempo que no pasa gritando gol.

Esa creencia es cierta. Tanto es así, que en cuanto los cuatro gatos de la oposición pillaron poder multiplicaron la cobertura de los acontecimientos deportivos, ya fueran finales europeas de fútbol o campeonatos de petanca de barrio, ya sucedieran aquí o en Estambul.

Las Olimpiadas, por algo las quiso montar el Caudillo, vendrían a ser la expresión más pura de vuestra estupidez como pueblo. Un chanchullo para que cuatro oligarcas se forren el riñón gracias a una inversión que sale de vuestro bolsillo, mientras vosotros os dedicáis a sacar pecho y a aplaudir como monos por lo importante que es España en el mundo.

El presidente del COI.

El presidente del COI.

Ahora diréis que la conspiración judeo-másonica, en contubernio con la subversión marxista-terrorista, os ha arrebatado los Juegos Olímpicos, cuando lo cierto es que el COI os ha hecho un favor. Presumir de haber despilfarrado un pastón en el 80% de las estructuras de un castillo en el aire cuando se ostenta el 27% de paro y se tienen que ir mendigando millones para rescatar a la banca, pretender que todavía se pueden echar más billetes al crematorio olímpico mientras se suprimen servicios básicos y se envía a miles de profesores a explicar a un banco del parque, es de un nivel de villanía, desvergüenza y trilerismo que, en cualquier país civilizado, supondría una llamada a la revolución.

Vosotros, claro, como empleáis la mayoría del tiempo libre en ver dar vueltas a Alonso, patadas a Messi y raquetazos a Nadal, sois incapaces de conectar unas cosas con otras, pero el extranjero es otro mundo; en el extranjero suman 2 más 2 y no les salen 24, que es el resultado del que la delegación de retardados que enviasteis a vender el asunto pretendía hacer colar.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s